Messi se está cargando de razones para dar un portazo

Messi, en el partido frente al Levante.

Leo Messi explotó este martes. Al argentino le sentaron fatal unas declaraciones de Abidal en las que acusaba a los jugadores de echar a Valverde. “Estaban a disgusto y algunos no se entrenaban bien”, dijo el secretario técnico. Leo reaccionó contestando al francés e instándole a que dijera los nombres y que se metiera en sus asuntos.

Lo de Messi no es un calentón puntual y viene de largo. El argentino empieza a estar harto de ciertas situaciones que suceden en el club y de que le hagan responsable de muchas de las decisiones que se toman. Messi sabe que muchos le están acusando de ser el ‘ejecutor’ de Valverde. Nada más lejos de la realidad porque le fue fiel hasta el último minuto. No como otros. Por eso, exige a Abidal que dé nombres porque si no lo hace, todos miran al argentino como responsable.

Messi está harto que le cuelguen el sambenito de ser el que cesa entrenadores, hace los fichajes y alinea a los jugadores. Messi tiene poder por ser quien es, pero no dicta la política del club como muchos se empeñan en airear.

Hace unos meses, Piqué hizo unas declaraciones acusando a la Directiva de utilizar sus medios afines para denunciar el inmenso poder de los jugadores, dando a entender que el vestuario hacía y deshacía a su antojo en el club.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *