La solución del Madrid: hacer lo de antes

Zidane, cabizbajo tras la derrota ante el Levante.

No hace tanto el Madrid era una roca. Parece que ha pasado un siglo pero estamos hablando de unas pocas semanas. Son los mismos jugadores porque Hazard ha sido un fogonazo. Sin embargo, da la impresión de que se han abandonado algunos postulados que hacían de aquel equipo un rival incómodo y ahora lo han convertido en un cliente al alcance de cualquiera. Lo atestigua la Real, con una soba fina el día de la Copa, y lo firman el Celta y el Levante, que metieron el cuchillo en mantequilla caliente y han puesto el liderato patas arriba. Ahora resulta que falta un goleador -que es verdad que falta- pero también faltaba en la época mollar de encajar poco o nada y de sumar de a tres como quien sale a comprar el pan.

CAMBIO DE HÁBITOS

Se ha gastado la solidaridad de entonces, se desatienden algunas obligaciones en defensa y varios jugadores han perdido finura. Empezando por Benzema, que nunca ha sido un killer pero que se puso el traje ante la renuncia de Bale, y terminando por Courtois y su inexplicable encogimiento de brazo en Orriols. El resultado de todo salta a la vista: adiós a la Copa y al liderato. Que haya sucedido cuando se levanta el telón del último acto y que coincida con un Barça institucionalmente calamitoso pero líder contribuye al ataque de nervios. Hasta el City, que se dio por bueno el día del sorteo, parece ahora el Santos de Pelé. En la medida en que el Madrid vuelva a los buenos hábitos, sus posibilidades aumentan en una semana decisiva. Y como gol no le sobra, rearmarse en el medio, volver a la colectivización será la mejor solución. Todo lo que sea alejarse de tirar centros sin sentido al área en busca de un rematador que no existe y gastar energías en otros lances que incluyan atención defensiva y laboriosidad en el medio será más productivo. Tampoco vendría mal eliminar el tic de “el árbitro nos tiene manía”. Llantos como el de Sergio Ramos son patéticos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *