La guardia de corps de Valverde

Guardiola, el último en subirse a la rueda de declaraciones en su favor: Messi, Piqué, Rexach o Bartomeu también han legitimado su continuidad, torpedeada desde la Junta Directiva

“Es un entrenador espectacular”. La contundente declaración de Guardiola a Catalunya Ràdio en el Nou Congost de Manresa se une a la cadena de respaldos de personajes importantes del barcelonismo a Valverde en las últimas semanas.Pese a las caídas en Liverpool y la final de Copa y el intento de parte de la Junta Directiva de torpedear su continuidad, el Txingurri no ha parado de recibir apoyos públicos y no de cualquiera. A su alrededor se ha creado una guardia de corps que protege su trabajo, también legitimado por sus títulos.

Fue Josep Maria Bartomeu el primero en protegerlo en dos ocasiones después del desastre de Anfield. La última, en el Senado del Barça dos días antes de la final de Copa. “Confiamos plenamente en Valverde”, anunció a horas de la derrota contra el Sevilla y no se movió de su opinión después del 1-2: “La derrota no ha sido culpa del entrenador”. Pese a las presiones de parte de sus directivos, el presidente confirmó el martes por la noche después de 48 horas de reflexión que el entrenador al que había renovado a final de enero seguirá en la temporada 2019-20.

Aunque para peso, la opinión del jugador que mueve los hilos del Barça desde hace una década y cuya opinión marca el paso del club. “Me gustaría que se quedase Valverde”, dijo Messi en la rueda de prensa previa a la final de Copa, que era como anunciar públicamente la continuidad del Txingurri. Piqué firmó debajo de la opinión del capitán incluso una vez perdida la final de Sevilla: “Me gustaría que siguiera porque ha hecho un buen trabajo”.

Este fin de semana fue Carles Rexach, leyenda del Barça y asesor de Josep Maria Bartomeu, quien en el programa El Suplement de Catalunya Ràdio le dio otro empujón al técnico y le eximió de la culpa del partido de Anfield: “Aquí ganan y pierden los jugadores. La culpa no es de Valverde. Si continúa, bienvenido sea”. El último ha sido Guardiola. “Ha hecho un trabajo muy bueno. Celebro que siga porque el Barça mantiene su estilo”.

Valverde pasó unas malas horas después de la final de Sevilla, pero más que por la posibilidad de ser destituido, porque era consciente de que el Barça había perdido en quince días una posibilidad inmejorable de hacer otro triplete histórico que quedó a partido y medio. Repuesto, empezará la temporada con ganas de hacer lo que sólo ha conseguido Guardiola, ganar tres Ligas en sus tres primeros años, y acabar el trabajo que se dejó a medio hacer este año. Y aunque no lo necesite, con lo que sí podrá estar contento es con el respaldo que todas las fuerzas vivas del club están haciendo públicamente de su trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *