El paso atrás de Messi en el Barça de Setién

Messi, en un montaje

Por ahí hoy me tiro un poco más para atrás, intento entrar un poco más en juego. Intento entrar en juego, intento crear superioridad en el medio, para tener más la pelota”. Son palabras de Leo Messi en la entrevista en Mundo Deportivo, develando un detalle de la pizarra de Setién que se está traduciendo en datos relevantes del argentino, más pasador que finalizador en el último mes liguero.

Los mapas de acción del rosarino evidencian un paso atrás, más contacto con el balón en la zona de tres cuartos, incluso en el medio campo, acentuada sobre todo en el partido contra el Getafe, que ejerció una presión tan alta que Messi se vio obligado a recibir en muchas ocasiones en campo propio. Desde la llegada de Setién, siete partidos, Leo está siendo más 10 que falso ‘9’, liberado pero con la necesidad de que ayude en la construcción en el centro del campo, liberando así espacios en ataque bien para Griezmann bien para las llegadas de De Jong o Arturo Vidal.

Se aprecia incluso una evolución en el retraso de su posición desde el primer partido contra el Granada a los últimos, Athletic e Copa, Betis y Getafe, tocando incluso el círculo central, más destacada en el partido de San Mamés, mucho más tenue contra los azulones en el Camp Nou, donde apenas apareció en el área contraria.

Esta circunstancia tiene su consecuencia en los números de goles y asistencias. No está marcando, pero sí asistiendo. Seis pases de gol en las últimas tres jornadas, ningún gol en las últimas cuatro. El propio Messi le quitaba importancia en la citada entrevista: “He tenido situaciones en estos partidos y no he podido convertir, pero bueno, es algo que no me preocupa”. Porque los goles volverán, pero está por ver si en el volumen al que está acostumbrado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *